lunes, 30 de noviembre de 2009

Va a ser un frío invierno

Si es que hay algún sitio en concreto.

De una cosa si que estoy seguro. Aquí no he estado antes. Es algo que recordaría a pesar de mi mala memoria, no necesito comprobar nada para saberlo.

Nunca se vuelve a ningún sitio, las situaciones, los momentos, cada segundo que uno ha pasado en algún lugar ha sido suplantado sin remisión por el siguiente y éste a su vez por una vorágine de sucedidos, imperceptibles muchas veces, que se van compactando sobre lo anterior dejando visible solamente el espejismo de lo que ya no es.

El tiempo. Eso es lo que parece que se ha parado aquí. Me cago en su puta madre.

Va a ser un frío invierno, los recuerdos ya calientan poco y cada vez hay menos esperanza.

lunes, 16 de noviembre de 2009

Llegado a este punto, voy a intentar volver

Por dónde se empieza a buscar la lógica.

Teniendo en cuenta que ahora no encuentro demasiadas cosas prohibidas en este universo de esquinas en el que he despertado, no creo que vaya a tener demasiados problemas.

No guardo nada, incluso perdí el chip. Creo que fue aquella tarde que tuvimos que correr tanto, unos días antes de que llegasen los osos voladores. En el chip estaba toda la información.

Pocas cosas son las que recuerdo, pero hay algo que se me repite insistentemente justo siempre después del desayuno. Los salmones son como Humphrey Bogart.

Sinceramente, no creo que aprendas nada quedándote.