martes, 10 de marzo de 2009

Abraxas

Acto de presencia.

La única referencia de "Abraxas" que guardaba en el archivo de mi memoria era la de una portada de disco, una palabra extraña, unas canciones... y poco más. En realidad nada más. En el año 1970 -yo lo conocería un poco más tarde- se editaba el álbum "Abraxas", del formidable Carlos Santana (Samba pa ti, Mujer de magia negra, etc...), que como digo, era el único vínculo o conocimiento que tenía de ése término que resultó ser un nombre. Más tarde.

Eso sucedió cuando leí "Demián" -Hermann Hesse- y vinieron a mis ojos estas letras:

"¡Piénselo usted, Sinclair! Tiene usted diez y ocho años y no corre usted detrás de las prostitutas. Tiene usted que tener sueños y deseos amorosos. Y quizá le asusten a usted. ¡No los tema! ¡Son su mejor patrimonio, créame! Yo he perdido mucho por haberme empeñado en yugular tales sueños cuando tenía su edad. No debe hacerse tal cosa. Sobre todo cuando se ha sabido ya de Abraxas. No debemos temer ni creer ilícito nada de lo que nuestra alma desea en nosotros.

-Pero tampoco es posible hacer todo lo que a uno se le ocurre, -objeté asustado-. No se puede matar a alguien simplemente porque nos es desagradable.

-En determinadas circunstancias, también. Ahora bien que, por lo general, sería un error."

Entonces me puse a mirar quién era ese tal "Abraxas". Para mi sorpresa encontré algo a lo que ya venía dándole más de una vuelta. Yo no puedo ver con claridad que exista un Dios hacedor de todo lo bueno y un Diablo responsable de todas las calamidades. El concepto de dualidad es algo que tengo meridianamente claro. El bien y el mal, las dos caras de una misma moneda.

Lo que encontré, entre otros artículos, os lo traigo aquí a modo de información.

"La palabra Abraxas (o Abrasax o Abracax, del griego ἄβραξας) era un término que se grababa en ciertas piedras antiguas, llamadas Piedras Abraxas, y que las sectas gnósticas solían usar como talismán. Se creía que Abraxas era el nombre de un dios que representaba el Bien y el Mal, un dios y deidad adorada y un demonio temido en una única entidad."

"Abraxas es el dios que es difícil conocer. Su poder es el supremo, pues el hombre no lo percibe en absoluto. El hombre ve el summun bonum (bien supremo) del sol y también el infinun malum (mal infinito) del dialblo, pero no ve a Abraxas puesto que es la vida indefinible misma, que es la madre de lo bueno y lo malo.

Lo que es dicho por el Dios sol es vida. Lo que es dicho por el diablo es muerte. Sin embargo Abraxas pronuncia la palabra venerable y la maldita que es al mismo tiempo la vida y la muerte.

Abraxas genera la verdad y la falsedad, el bien y el mal la luz y la sombra con la misma palabra y la misma creación. Por lo tanto, Abraxas es verdaderamente el terrible. Es la plenitud que se une a la vacuidad. Es la sagrada unión, es el amor y la muerte de él es el santo y su traidor, es la luz más brillante del día y la más oscura noche de locura. Así el terrible abraxas, ante él no existen preguntas ni respuestas, es la vida de la creación, es la actividad de la diferenciación, es el amor del hombre, es la palabra del hombre, es tanto el resplandor como la sombra oscura del hombre."

7 comentarios:

Yandros dijo...

Gracias por fortalezar mis ideas!
Bueno, al fin un poco de cordura en el que lo bueno y lo malo vienen de la mano...que manía tenemos los humanos de separarlo todo, de simplificarlo, de que lo negro sea negro y lo blanco, clanco, sin tonalidades intermedias...
Buena entrada compañero.
Ah y me gusta tu etiqueta de "en el suelo ocurren cosas"...
Un saludo

S. dijo...

Interesante...
Entonces es como la vida misma,no?
Un beso

i met you dijo...

demián de obligada lectura a los 14 años.

Todos los que realmente somos, somos abraxas.El bien sin su - no sería y toda vida sin su muerte tampoco lo sería.

buen post.
beso

R. Laó dijo...

Yandros, gracias por tus palabras. Este post quedó pendiente y en cierta forma te lo debía. Saludos

S., mismamente. Todo tiene su opuesto. Sin el uno, el otro no tiene sentido. Beso para ti.

i met you, yo disfruté leyéndolo, lo aconsejaría a cualquiera. Gracias por venir y llévate un beso.

temmpus dijo...

Hace poco tiempo, precisamente me comentaba el título de este álbum, un amigo al que considero bastante experto en música.

Yo le comenté que Abraxas era un nombre de demonio. Así me sonaba, y así se lo dije. No sabía que había mucho más detrás.

Buscando en google, encuentras un poquito más sobre Abraxas

Un abrazo

Miguel Ángel dijo...

¿Y no cabe nunca un punto de equilibrio, un camino de enmedio, un vértice tercero, o algo así?
Recuerdo a Demián y al Lobo Estepario pero hete aquí que este diablo-diós no lo tenía yo controlado.¿Cuántas cosas hay que aprender¡.
Saludos

anahí boldrini dijo...

hola!!! es curioso que este ahora mismo en el mismo estado que tu cuando decidiste escribir el post! acabo de leer este capitulo en Demian y ahora estoy buscando informacion de Abraxas!!!
Estoy contenta con los resultados,
xoxoxo