jueves, 15 de enero de 2009

En el suelo ocurren cosas -III-

En una acera cualquiera.

Se pueden ver por toda la ciudad, por donde quiera que vayas las encuentras de repente. Misteriosas. Uno en principio no le dá más importancia, pero según se miren pueden parecer parte muda de una conspiración, las pistas de una ginkana, el escenario de un crimen o una cita inminente con el martillo neumático a la mañana siguiente.

No hay comentarios: